Walt Whitman conversaciones

“Un escritor no puede hacer nada más necesario, más satisfactorio por los hombres que revelarles las infinitas posibilidades de sus propias almas”

Walt Whitman

De Walt Whitman tenemos presente aquel maravilloso libro de Hojas de hierba que marcó la forma de leer, escribir y entender la poesía norteamericana del siglo XX, un hombre del siglo XIX que sin duda se anticipa a su tiempo. Pero Whitman no sólo tejió un importante trabajo poético sino que hizo importantes reflexiones en relación al mundo, la política, la escritura, el trabajo, etc. Muchas de estas notas y opiniones están compiladas en los libros: With Walt Whitman in Camden, de Horace Traubel;Walt Whitman´s Camden Conversations de Walter Teller; Notes and Fragments por Richard Buke y Walt Whitman´s Workshop de Clifton Joseph Furness. Interesado por los apuntes de Whitman y consciente de su contribución literaria, el también poeta Rafael Cadenas hace una mesurada lectura, selección y traducción de dichos textos, los cuales integran el libro: Walt Whitman conversaciones.

La selección de Cadenas está dividida en tres secciones: “Con Walt Whitman en Camden”, “Notas y fragmentos para Hojas de hierba” y “El taller de Walt Whitman”. En dichos apartes sobresale la sinceridad del norteamericano, como en esta sugerencia a los escritores:

“¿Cuándo usted escribe, recibe consejo de alguien acerca de escribir? No lo haga: nada lo confundirá más que el consejo. Si alguien quiere mantenerse claro acerca de sí mismo debe ante todo hacer el gran juramento de que nunca tomará ningún consejo.”

O cuando ratifica la posición del escritor en esa búsqueda de la voz poética:

“¡Sea natural, sea natural, sea natural! Sea un tonto completo, sea sabio si tiene que serlo (si no puede evitarlo), sea cualquier cosa pero sea natural: casi cualquier escritor que esté dispuesto a ser él mismo, llegará a valer algo—porque todos valemos algo, casi lo mismo, en el fondo. El problema es principalmente que los escritores dejan de ser hombres: los escritores reflejan escritores, y nuevamente los escritores reflejan escritores, hasta que el hombre se agota, se acaba.”

Además de dichas aproximaciones a la labor de la escritura, Whitman habla de la vida y nos recuerda con la siguiente afirmación una buena parte de sus poemas memorables de Hojas de hierba como “Oigo cantar a América/I Hear America Singing”:

“Los comunes heroísmos de la vida son a todas luces los verdaderos heroísmos, los heroísmos impresionantes; no los de tipo militar ni de tipo político, sino los de la vida corriente, los menudos hechos de conducta valiente que ocurren a nuestro alrededor, cosas que no llegan a los periódicos, cosas por las cuales los predicadores no le dan gracias a Dios en sus púlpitos; las cosas reales, sin embargo, las únicas cosas que terminan en una buena cosecha”.

Gracias a la lectura de Rafael Cadenas reconocemos a Whitman el poeta, el hombre, el que incomoda con su mirada transparente sobre los ojos hipócritas del mundo. Conversaciones con Walt Whitman nos acerca no sólo al trabajo literario del poeta sino a muchas de sus máximas vitales, las cuales le hacen uno de los personajes más singulares de la literatura universal. Por otra parte, la sencillez del libro permite una lectura a quien es conocedor de Whitman, así como para el que desconoce su trabajo. Walt Whitman el escritor, pero sobretodo el humano: “El problema de la mayoría de los poemas es que no son sino sólo poemas, todo poesía, todo literarios, no, en ningún sentido, humanos.

Por Jenny Bernal
Promotora de lectura y escritura
Biblioteca Pública El Tintal Manuel Zapata Olivella

Cadenas, Rafael. 1994.Walt Whitman conversaciones. Caracas -Venezuela,Monte Avila Editores Latinoamericana.

Número topográfico: 818 W44C
Disponible en las bibliotecas públicas: El Tintal Manuel Zapata Olivella, Suba- Francisco José de Caldas, Parque El Tunal, Usaquén-Servitá y La Victoria.

Imagen tomada de: http://brokelyn.com/tag/walt-whitman/