La entrevista

[Obra para ver con la cabeza inclinada hacia la derecha].
 
Muy cerca al público hay un escritorio y una silla mirando al escenario, con un saco de paño y una corbata en el espaldar, y otra silla del otro lado del escritorio. Sobre el escritorio hay un jarro con agua, un vaso y algunos elementos de oficina: cosedora, teléfono, portaesferos, carpetas, etc. Al fondo, en un costado del escenario, hay un sujeto vestido de traje blanco con una máscara de gesto neutro y sentado sobre un sanitario leyendo el periódico.
 
EL SUJETO (levantando la cabeza con un movimiento ágil): El tráfico de esta ciudad es realmente absurdo… Absurdamente descabellado… Descabelladamente disparatado… Disparatadamente inadmisible, inadmisiblemente peripatético, peripatéticamente utópico, utópicamente ilógico, ilógicamente degradante, degradantemente deshonroso, deshonrosamente humillante, humillantemente envilecedor… Envilecedoramente ignominioso, ignominiosamente estresante, estresantemente angustioso, angustiosamente agobiante, agobiantemente garrafal, garrafalmente desaliñado, desaliñadamente adverso, adversamente calamitoso, calamitosamente funesto, funestamente… El tráfico en esta ciudad es realmente indefinible. (Se descarga la cisterna repetidamente como sonido de fondo. El sujeto se levanta y empieza a retorcerse con movimientos catárticos que irán en un crescendo hasta casi salirse de la ropa con violencia, y terminará tirado detrás del escritorio. Se incorpora sin máscara. Se deja de oír la cisterna. Desaparece el sanitario. El sujeto agitado se ajusta la presentación) Buena tarde jefe. Soy Martín Benavides… Vengo a presentarme como candidato para el puesto de ¡MENSAJERO EXPRÉS! (pausa). No tengo bicicleta y tampoco tengo moto, pero si me hacen un adelanto por lo de dos o tres sueldos me pienso comprar una buena bicicleta todoterreno. (Inseguro se sienta en la silla que está de frente al público, saca un pañuelo y se seca el sudor. Echa un vistazo a todo el espacio) Perdón por llegar tarde. (Se muestra incómodo e intimidado) El tráfico está complicado… Hay trancones por todos lados. Yo vivo al occidente de la ciudad, peor todavía, porque de allá hasta acá el bus se demora casi una hora cuando no hay trancón, con trancón se demora las dos horas y hasta más…, y ahora les dio por arreglar toda la calzada izquierda de aquí para allá, entonces los carros están compartiendo la calzada derecha de allá para acá, imagínese el caos (se sonríe)… Avanzábamos dos metros cada cinco minutos… (Pausa larga. Se sirve un vaso de agua toma un sorbo, se ahoga y la escupe tosiendo)… Perdón, disculpe, de verdad discúlpeme. (Afanado saca el pañuelo y limpia el escritorio, la corbata y el saco que está en la otra silla, se seca el sudor. Nervioso. Se queda viendo hacia el público con una mirada acusadora, luego reacciona) ¿Quiere ver mi hoja de vida de una vez o…, quiere que antes charlemos? Digo… Tal vez quiera que le responda algunas preguntas… (Agacha la cabeza y hace un gesto sintiéndose ridículo) Bien. (Abre el sobre, saca la hoja de vida y la revisa él mismo antes de ponerla sobre el escritorio) ¿Me permite su esfero un momento por favor? (Toma un esfero que está sobre el escritorio) …Es que puse la dirección antigua de la casa…, y si me dan el trabajo nunca me encontrarían si quieren corroborar mis datos personales…, ya me ha pasado otras veces. (Pausa. Toma un sorbo de agua y se ahoga un poco) Perdón. Permítame hago una llamada para confirmar la dirección (saca el teléfono y marca. Se escucha la voz de la operadora: “¡Lo sentimos, nuestro sistema no registra su último pago. Por favor acérquese a una de nuestras oficinas para cancelar el saldo!”. Nervioso) ¿Será que usted me puede regalar un minutico para llamar a la casa y confirmar el dato de la dirección?, es que se me descargó la batería. (Toma el teléfono que está sobre el escritorio y marca un número) ¿Aló, mamá? Aló, aló, ¿mamá me escucha? ¿Que si me escucha? Sí, sí con Martín. No, con Martín. Martín mamá Martín. ¡Maldito micrófono de mierda! ¡Vea mamá es que necesito que me diga la dirección de la casa!... Aló mamá… Con Martín si señora… Que sí. Aló mamá. ¡Mamá póngase bien el huequito del audífono del teléfono en la oreja para que me escuche bien! Aló. Mamá, n-e-c-e-s-i-t-o q-u-e m-e d-é l-a d-i-r-e-c-c-i-ó-n d-e l-a c-a s-a… Eso… Si señora, ya estoy aquí… Si señora… No señora… Bueno señora……. Si aló. (Toma un papel del escritorio para apuntar) Listo dígame… No, que me diga, ¡mierda!… Que me dé la dirección, si la dirección… ¡Ajá!… Ajá… Listo mamá, ahora la llamo, que ahora la llamo… No, no, que chao… Que chao mamá, chao, ahora la llamo, a-h-o-r-a l-a ll-a-m-o. (Cuelga) Qué pena. (Toma el papel y revisa la hoja de vida) Ah malaya, maldita sea mi suerte. (Nervioso) Qué pena con usted… ¿Será que me puede regalar otro minutico? (Toma el teléfono y marca nuevamente) Mamá soy yo otra vez, Martín. Aló, aló, aló, aló, con Martín, con Martín mamá. ¡Mamá acomódese el huequito en la oreja! Soy yo otra vez… Sí, sí Martín, vea mamá, es que me dio la dirección vieja… Que me dio la dirección vieja… Sí mamá… Y necesito la nueva, l-a n-u-e-v-a… No, me dio la vieja y necesito es la nueva… Eso… Bueno si señora (pausa) Si, aló, aló… ¿Mamá, ya tiene la dirección? ¡Audífono de mierda! ¿¡Q-u-e s-i t-i-e-n-e l-a d-i-r-e-c-c-i-ó-n!? ¡Pues démela!… ¡Sí la nueva!… ¡Ajá!… Ajá… Ajá… ¡Gracias! (Cuelga. Risa tímida, se seca el sudor con el pañuelo) Qué pena, es que mi mamá se está quedando sorda y es necesario repetirle las cosas para que entienda… Le voy a anexar este papelito a mi hoja de vida con la dirección actual para que corroboren mis datos. (Toma la cosedora que está sobre el escritorio y cose el papelito a la hoja de vida. Pausa. Se pone nervioso, trata de decir algo pero no puede, toma otro sorbo de agua y se ahoga nuevamente. Apagón rápido, aparece nuevamente con la máscara, descarga la cisterna repetidamente como fondo. Sigue tosiendo casi hasta morir, con movimientos bruscos e imágenes grandes se quita el saco, se quita la corbata, se saca un zapato, se quita la camisa y se afloja el pantalón, grita, ríe, se contorsiona. Sin parar de toser toma más agua y la escupe por todo el escenario hasta terminar vomitando de cabeza en el sanitario. Se apoya con las dos manos sobre el escritorio. Se deja de oír la cisterna) ¡¡¡¿Quiere que le confiese algo?!!! (Saca una cebolla cabezona del pantalón y se la empieza a comer poco a poco) ¡No me interesa el trabajo! Estoy aquí porque ¡mamá! quiere que trabaje. ¡A mí no me gusta trabajar! Pero en cambio le puedo recomendar a un tipo con cara de imbécil que está allá afuera sentado, viendo cómo le pasa la vida por encima como un tren… Tuuu…, tuuuuuu… Es el mejor candidato, tiene buen perfil, alto, diligente, puntual, autómata, servil, y seguro que hará lo que usted le diga por cualquier tres pesos. (Empieza a caminar engreído por el escenario vistiéndose nuevamente. Le timbra el celular) ¿Quién habla? Hola Nachito, no quiero desanimarte pero te cuento que el puesto es casi mío, sólo es cuestión de organizar algunas cosas y acordar otras con el gran jefe, y mañana mismo estaré trabajando como ¡MENSAJERO EXPRÉS! (Cuelga. Se encarama en el escritorio, toma el jarro con agua y lo empieza a derramar sobre el saco y la corbata, y luego sobre él mismo. Se quita la máscara) Pienso, mi querido doctor, que el trabajo es para los que creen que la vida es de verdad… Cuando a mí me pasa… A veces… Cuando siento ganas de trabajar, me siento, tomo agua y espero a que se me pase. (Se baja del escritorio. Saliendo) Le diré a NACHITO que siga.
 
(Descarga de cisterna muy fuerte).
 
FIN
 
Por Pablo Peñaloza
Taller de Creación Literaria para Adultos
Biblioteca Pública El Tintal Manuel Zapata Olivella
 
Biografía: PabloP es actor de grupos reconocidos de Bogotá como Changua Teatro, Tiempo para vivir, Corporación el lagarto azul y la Tetta de Bogotá. Recibió su formación en la Escuela Dramactores Estudio. Actualmente hace sus primeros pinos como autor de textos dramáticos en la Biblioteca Pública El Tintal. Aunque este monólogo fue descalificado en el 1er Concurso de Cuento, Poesía y Dramaturgia de BibloRed - Homenaje a Manuel Zapata Olivella por no cumplir con los requisitos estipulados, se publica en esta Comunidad por su alto valor literario.
 
Imagen tomada de: http://harry119.blogspot.com/2011/03/ufff.html