Ojo Clínico

Never Let Me Go: entre la resignación y la esperanza.

Quizá ninguno de nosotros comprenda lo que ha vivido o sienta que ha tenido suficiente tiempo”. Esta inquietante frase corresponde a la también inquietante Never Let Me Go, película basada en la novela homónima escrita por Kazuo Ishiguro y dirigida por Mark Romanek. En ella se cuenta la historia de Kathy, Tommy y Ruth, quienes se conocen desde su infancia en la escuela Hailsham, lugar donde una de sus tutoras les revela frontalmente que son seres creados en el laboratorio y que nunca llegarán a vivir una vida adulta plena, ya que su destino es ser donantes.

Su voto: Nada Promedio: 4.6 (16 votos)

La ola

La ola es una película alemana dirigida por Dennis Gansel (2008). Está basada en la novela homónima escrita por Morton Rhue, quien a su vez se fundamentó en un experimento realizado en un colegio californiano por el profesor Ron Jones en los años 60. Asumo que esta película es el resultado final de una cadena de interpretaciones. Desconozco las dos primeras, así que sólo puedo hablar sobre la versión final.

Su voto: Nada Promedio: 4.1 (16 votos)

Un viaje a la realidad onírica

“Soñar no cuesta nada”, dicen algunos para darse ánimos cuando la adversidad les arranca la posibilidad de lograr nuevos objetivos o cuando se aspira a tener algo que, desde cualquier punto de vista, es absolutamente utópico; ya sea tener un rojo Ferrari, vivir de la poesía, dedicar dos años de la vida para viajar alrededor del mundo, desear una educación de excelente calidad para los jóvenes, que se acabe la corrupción en los gobiernos, tener un novio como George Clooney, ser ubicuo, en fin, un sinnúmero de ideales que desde un principio reconocemos como imposibles, o bueno, bastante improbab

Su voto: Nada Promedio: 3.7 (19 votos)

Martin & HUGO

¿Recuerdan la película Taxi Driver? ¿A Robert de Niro en ese papel memorable de 1976 que le da vida a un perturbado veterano de guerra, un tipo rudo que se reta frente al espejo con una crestica peculiar? “Are you talking to me”, se pregunta el insomne personaje.

Su voto: Nada Promedio: 4.1 (18 votos)

La trivialidad del lenguaje y el arquetipo del silencio: Una película para alentar el malestar

¿Qué pueden decir las palabras en tiempos de sobrecogimiento? ¿Cómo expresamos lo que conmueve los cimientos de nuestra existencia? ¿Existe alguna exclamación que logre reunir en su exorcismo los fantasmas que abruman el espíritu? El azar angustioso y la fatalidad no tienen voz, no definen sus ideas, pero nos hablan en estertores agonizantes, susurran en nuestro oído sus fórmulas antiguas expresadas en ecos graves, lentos, ineludibles.

Su voto: Nada Promedio: 4.4 (8 votos)