Usuario Biblioteca El Tintal MZO

Carta de un irracional

Iba caminando por la acera un día rutinario normal, con la cara desecha, los ojos apagados, ojeras pronunciadas, varias tazas de café sin leche encima, con algo de resaca del día anterior, un condón usado en mi bolsillo, el teléfono de una prostituta transgenerista, un cigarrillo Green mentolado entre mis dedos; algo sucios por el trajín del día y metido en un metro que parece no terminar con la multitud de gente que apretujaba mis entrañas y me sacaba de juicio. Hubiera deseado que este día no fuera como mis otros días en la oficina, lo cierto es que las horas de ayer eran las mismas de hoy, y las de mañana serán las mismas.

Su voto: Nada Promedio: 3.5 (6 votos)
Distribuir contenido