¿Qué hay pa leer?

De Las hipótesis de nadie o sobre esa maldita costumbre del fracaso

Vamos a suponer que “Alguien” existe; que es una persona de éxito, un ser al que la fortuna siempre le sonríe, ajeno al dolor, rodeado de abundancia, que nunca ha sufrido por necesidad y a quien jamás podrá faltarle la salud, ni la comida, ni el afecto. “Alguien” es un escritor que vende libros por montones y en las entrevistas está acompañado por una imagen de su rostro al fondo, que lo hace ver como un escritor interesante y tal vez, aunque no sea verdad, atormentado.

Su voto: Nada Promedio: 4.5 (22 votos)

Crónica del libro de agua

El poema ha ido llenando con árboles de lluvia el patio del cielo. El insólito eco de Dios retumba quedamente en las paredes de la casa y el milagro del lenguaje crea las horas silenciosas para que los ángeles descansen allí de su fatiga.
 

Su voto: Nada Promedio: 4.8 (35 votos)

“Nil sapientiae odiosius acumine nimio” [1]

“Evidente, mi querido Watson” es la frase por excelencia para referirse al mundo policiaco y criminalístico, en el cual los asesinos, sicópatas, brujos, estafadores y simples ladrones se enfrentan a los héroes de la ciudad, a los detectives implacables que pista tras pista logran hallar al culpable.

Su voto: Nada Promedio: 4.1 (10 votos)

“Cocodrilo Discos” o el templo de las joyas extraviadas

Cuando uno ha visitado las entrañas del sonido, cuando uno se sumerge día tras día en las ondas serenas y perfectas de la música, adquiere la conciencia y tú lo sabes, la conciencia de que en realidad no hay nada que decir. Por más que uno trate de contar una experiencia musical, las palabras no lo logran: ésa es la nostalgia del melómano”.
La nostalgia del melómano. Juan Carlos Garay.
 

Su voto: Nada Promedio: 4.6 (19 votos)

El castillo gótico de Horace Walpole

En el denominado Siglo de las Luces, en plena Ilustración, cuando el hombre sueña con someter el mundo a través de la razón y la ciencia, “lo solar se tiñe irremediablemente de la noche”. Son los castillos del excéntrico Horace Walpole quienes inauguran toda una estética gótica que alimentó para siempre los imaginarios de lo que hoy constituye la literatura de horror.
 

Su voto: Nada Promedio: 4.3 (13 votos)

El diablo en Moscú: fantasías y conmociones

Los sueños demoníacos ensombrecen las letras universales desde las épocas del Antiguo Testamento, cuando la personificación del mal adquiere forma, se apropia de la condición de gran adversario y cuestiona ante Dios la fidelidad de sus súbditos.

Su voto: Nada Promedio: 4.7 (10 votos)

La poesía es flor y canto

Encontrar una visión de la poesía que la define con las palabras flor y canto, es hermosamente coherente con una visión de mundo en la que la naturaleza y la oralidad hacen parte primordial del ser de una cultura. Esta cultura, tan nuestra pero a la vez tan desconocida, se reunió y se reúne a través de una lengua: la náhuatl, lengua madre de muchos pueblos indígenas precolombinos de la región mesoamericana.

Su voto: Nada Promedio: 4.8 (8 votos)

Un viaje por la memoria del emigrante de Shaun Tan

La primera vez que escuché su título estaba hablando sobre el desplazamiento y el movimiento de víctimas y memoria en Colombia. Quizá por eso lo imaginé triste, lleno de desolación y de personajes de lluvia. Recordé una experiencia que tuve como extranjera y hasta me invadió un sentimiento de nostalgia por la comida, la lengua y la gente querida. Sin embargo, Emigrantes es un álbum que va redundando en esperanza.

Su voto: Nada Promedio: 4.7 (6 votos)

La poesía árabe clásica: un sinfín de perlas diáfanas

Resistencia
Cuando el sopor le hilvana los ojos siempre le queda un corazón en vela, alerta y audaz. Sus ojos son atalaya de cuyos párpados desenvainan un filo liso y cortante, y cuando lo sacude en el hueso del enemigo los molares brillan de risa en la boca de la muerte.
Ta’abbata Šarran, Siglo V
 

Su voto: Nada Promedio: 4.8 (5 votos)

El infierno está en otra parte

Mucho se ha hablado de la obra pictórica del austriaco Alfred Kubin (1877 - 1959). Sus dibujos a pluma y a tinta china son opresivos, salvajes, extremadamente oníricos.

Su voto: Nada Promedio: 4.7 (3 votos)
Distribuir contenido